Hablar Leer Jugar Contar Cantar

//Hablar Leer Jugar Contar Cantar
Hablar Leer Jugar Contar Cantar 2017-09-28T14:53:38+00:00

Hablar. Leer. Jugar. Contar. Cantar.

Hablar.

Hablarle directamente a su bebé en cuanto nace ayuda a que construya un cerebro más fuerte desde el nacimiento. La gente no sabe que hablarle a un bebé crea miles de millones de conexiones neuronales en el cerebro del niño durante los primeros años de vida.

A los bebés les encanta que les hablen, incluso mucho antes de que entiendan una sola palabra. Sus cerebros se encienden cuando se les habla directamente a ellos. Solo hablarles es suficiente para que se construyan y fortalezcan las conexiones neuronales.

Por eso, háblele a su bebé.   Empiece el primer día.   Empiece la primera semana.   Empiece el primer mes.   Y siga hablándole todos los días.

Esas palabras no solo construyen cerebros más fuertes, sino que también generan una sensación de seguridad, conexión e identidad familiar en cada niño. Las charlas no deben ser complejas ni guionadas, solo deben ser frecuentes y amigables. Cariñosas, más que amigables.

Por eso le pedimos que le hable a su hijo. Las charlas más simples con su bebé pueden ser maravillosas para su cerebro mientras crece.

  • Señale objetos y describa las formas para su bebé.
  • Describa las formas extrañas que ve en las nubes.
  • Cuando salga a caminar, describa las cosas con las que se encuentran: los árboles, los animales, la gente, los autos, los carteles.
  • Ayúdelo a entender los colores desde muy pequeño señalándole cosas rojas, azules, verdes y de todos los colores.
  • Describa los olores mientras cocina, mientras juegan en el césped, a la hora del baño, etcétera.
  • Haga conexiones describiendo los sonidos que escucha su bebé, por ejemplo, la sirena de un camión de bomberos, el sonido del agua que salpica o el ladrido de los perros.

Cada oportunidad que aproveche para describir las cosas que su bebé experimenta día a día ayudará a que el cerebro del niño se desarrolle cada vez más fuerte.

Leer.

Leer ayuda a que el bebé desarrolle su vocabulario desde que nace. Cada vez que le lee, el cerebro de su bebé hace asociaciones con las palabras que usted lee y las imágenes que describe. Para ayudar a que su cerebro se desarrolle con más fuerza, busque libros que realmente disfrute y léaselos una y otra vez para darle un sentido de continuidad y conectividad entre los libros y el significado de las palabras.

  • Elija libros con muchas imágenes.
  • Hágale preguntas a su bebé mientras lee, y luego dígale qué está viendo.
  • También busque libros que tengan diferentes texturas para tocar y describir mientras lee, por ejemplo, rizadas, suaves, espinosas, blandas.
  • Los libros que incluyen actividades para contar son muy importantes para ayudar al cerebro del bebé desde temprano.
  • Cuente con su bebé a menudo. Cuente cosas en la cocina y en la cuna y enséñele números básicos todos los día mediante libros y también simplemente hablándole de números.
  • Su biblioteca local tiene una sección entera dedicada a libros para niños de todas las edades. Puede retirarlos y devolverlos cuando estén listos para descubrir un nuevo libro.
  • Los organizadores comunitarios locales suelen impulsar campañas de donación de libros. Estas son oportunidades excelentes para obtener libros nuevos y donar los que ya no necesita para que otra familia pueda compartir esas mismas historias con sus hijos. Consulte en su iglesia, departamento de parques y recreación o biblioteca local cuándo se realizará un evento de este tipo.

Jugar.

La hora de juego es el momento ideal para que el cerebro de su bebé aprenda. Cuando juega con su bebé, su cerebro hace millones de conexiones que lo ayudan que se desarrolle más fuerte cada día.

Los juguetes no deben ser complejos, pero debe contar con ellos. Tenga siempre a mano juguetes simples; su hijo encontrará cosas interesantes para hacer con objetos muy simples que fortalecerán su cerebro.

  • Si es posible, también es bueno buscar juguetes que hagan sonidos, se enciendan o que haya que armar para estimular el cerebro del bebé.
  • Los rompecabezas ayudan al bebé a aprender las formas y hacer asociaciones sobre cómo encajan las piezas.
  • Construir con juegos de bloques y para armar le enseñan al cerebro del bebé a hacer conexiones con formas y tamaños diferentes.

Contar.

Contar es una de las cosas más importantes que puede hacer todos los días para ayudar a fortalecer aún más el cerebro de su bebé. Busque oportunidades para contar cosas con frecuencia. A los niños les encanta contar cosas una vez que conocen algunos números básicos.   Los niños que no tienen con quien contar durante esos primeros años suelen retrasarse en las habilidades matemáticas cuando llegan a la escuela, además, les resulta más difícil incorporar esas áreas. Por eso, cuente desde temprano y a menudo.

  • Cuando esté en el supermercado, señale y cuente cuántos artículos tiene en su carro.
  • Si están en el parque, pueden contar todo tipo de cosas, como cuántos niños están jugando, cuántos autos hay en el estacionamiento o cuántos perros están paseando.

Cantar.

Los bebés también fortalecen sus cerebros, disfrutan mucho y aprenden habilidades importantes cuando cantamos para ellos y cuando cantamos con ellos. Tomarse el tiempo para cantarle a su bebé ayuda a que su cerebro haga millones de nuevas conexiones con el sonido.

  • Cantar su canción de cuna favorita o cualquier otra todos los días ayuda a que el cerebro del bebé aprenda a repetir.
  • Escuchar a su bebé cantar a su propia manera estimula las conexiones emocionales sólidas.

Hablar. Leer. Jugar. Contar. Cantar. Con estas actividades, su bebé tendrá miles de millones de conexiones neuronales, la escuela le resultará más fácil y agradable, y descubrirá que aprender es DIVERTIDO y no difícil. Puede hacer esas actividades en cualquier lugar. El objetivo es hacerlas para ayudar a cada niño.

Disfrute hacerlas. Su hijo disfrutará hacerlas con usted.

  • Hablar
  • Leer
  • Jugar
  • Contar
  • Cantar
  • Los bloques de construcción para el cerebro de su bebé